Cabello de ángel

by - febrero 10, 2016


Todo empezó hace unos meses, cuando recibí las semillas de las cidras. Viajaron desde Madrid hasta Barcelona, la historia acababa de comenzar, todavía quedaba un largo camino por recorrer.
María, de Epicúrratelo, blog que ya conocéis, fue quien tuvo el cariñoso detalle de enviarme las semillas, que con mucha alegría recibí y guardé hasta el día de su siembra.
Así lo hice, crecieron un poco en semilleros, nacieron arropadas con aire y sol del Mediterráneo.
Y de nuevo emprendieron el viaje, esta vez hacia el Pirineo.


Semana tras semana iban cambiando, las hojas creciendo, las ramas extendiéndose, empezaron a asomar las primeras flores, amarillas, vivas, preciosas.
Luego se transformaron en calabazas, pequeñas, lisas y tersas.


Crecieron día tras día, resguardadas de la Tramontana y maduraron bajo el sol del Pirineo. 
Llegaron los primeros fríos, las primeras bajadas fuertes de temperatura nocturna, llegó el día en que decidimos recogerlas y guardarlas hasta el momento de utilizarlas.
Y así lo hicimos.


Poder seguir la evolución desde el principio, semana a semana y ver los cambios que se producen, no tiene precio. 
Por eso estoy doblemente agradecida, por poder vivirlo y transmitirlo.
Ahora a preparar la receta...

Cabello de ángel



He necesitado
Cidras
Azúcar blanco (o moreno)
Piel de naranja (o de limón)
Canela en rama

Preparación:
Es la primera vez que las preparo, apoyándome en varias recetas que he ido leyendo.
Empezamos por partir las cidras. con fuerza y cuidado, pues tienen la piel muy dura y al principio cuesta un poco. Yo he utilizado 4 cidras y lo he hecho en dos tandas.


Una vez cortadas a cuartos, retiramos las semillas (si las quieres plantar más adelante) y las ponemos en una olla cubiertas de agua. Las semillas se pueden retirar después de la cocción, es bastante mas fácil.
Cocemos durante media hora. Si tienes olla expres, mucho mejor, será cuestión de 5 o 6 minutos.


Dejamos que se enfríe y separamos las cáscaras de la pulpa. que ya estará tierna. Acabamos de sacar las pepitas que queden y la sumergimos en agua fría para que repose de un día para otro.
Reservar el agua de la primera cocción por si nos hiciera falta añadirla más adelante en las sucesivas cocciones.


Al día siguiente retiramos el agua sobrante y añadimos el azúcar. La cantidad que he utilizado ha sido un 75% del peso de la pulpa. En algunas recetas utilizan la misma cantidad y en otras solo la mitad.
También se aromatiza con piel de naranja o de limón. Hoy he utilizado piel de naranja y canela en rama.


Una vez todo junto, lo ponemos a hervir a fuego lento unos 20 minutos. Dejaremos que enfríe y repose hasta el día siguiente. 
Repetimos este proceso dos veces más, en sucesivos días.
Llenamos los tarros esterilizados, los cerramos y los ponemos en una olla al baño María. Pasados 20 minutos, retiramos y dejamos que se enfríen del todo.


Los guardamos tranquilamente. Me quedan cuatro cidras más y estoy pensando en hacerlo con piel de limón, así tendré las dos versiones.
Que os ha parecido? Es laborioso pero fácil y muy agradecido.


Este es final del trayecto; Madrid-Barcelona-La Cerdanya.
Y a partir de aquí a pensar en postres y preparaciones con cabello de ángel.

Hasta la próxima!


TE PUEDE INTERESAR...

32 Comentarios

  1. Doy fe que está buenísimo!!! He tenido la suerte de que uno de esos botecitos ha llegado a mi casa y el postre que he preparado con este Cabello de Ángel ha quedado de película. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias PIlar, me alegro mucho de que os haya gustado ;)

      Eliminar
  2. .hola Silvia; que buen resultado han dado estas semillas.
    El cabell d'angel de ve tremendo de rico.
    Todo un merito de tu parte.
    Aunque las cidras que hermosura; sin duda los aires de la Cerdanya han hecho un gran trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ha ido genial, el recorrido ha favorecido... ;)

      Eliminar
  3. Oleee! Qué maravilla de cidras, me alegro mogollón que hayas aprovechado tan bien las semillas :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien aprovechadas, gracias guapa!

      Eliminar
  4. Qué maravilla de cidras, te han crecido. A mí me encantaría plantar mis propios frutos, pero no tengo ni idea de por dónde empezar ni cuándo.
    El cabello de ángel me encanta, así que si encuentro cidras, probaré la receta porque menuda pinta tiene. Además, está explicado de forma muy clara y detallada.
    Un beso,
    Adrián
    PD: ¿te pasas a ver mi nueva vídeo receta?

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla, eso si que es el proceso completo, siembra, recolección y cocinado.

    ResponderEliminar
  6. Que experiencia tan maravillosa la que has tenido! Ver todo desde el principio y poder preparar algo delicioso. Además graaaaacias por esta receta tan deliciosa :)
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el cabello de angel para mi un manjar y genial lo de poder plantarlos en tu propia huerta Silvia.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  8. Menuda historia la de estas cidras. Es precioso ese viaje y ese cariño desde Madrid al Pirineo y desde allí a nuestras casas.
    Un dulce delicioso del que estoy segura habrás disfrutado no sé si más que cuidando todo el proceso.
    Besets

    ResponderEliminar
  9. Hola, pues después de tu comentario en mi blog, sobre el cabello de ángel, he de decirte que yo veo que te ha quedado estupendo y seguro que riquísimo. Lo del color puede ser como dices por la cantidad diferente de azúcar que empleamos, no sé, o por la misma cidra. de todas formas seguro que está riquísimo!! Un beso guapa y me voy a conocer a María!!

    ResponderEliminar
  10. Para ser sincera te diré que para lo que me gusta a mí una calabaza no puedo con el cabello de ángel, es un trauma infantil, pero no significa que no valore el buen trabajo que has realizado para elaborarlo y lo bien que te ha quedado. Seria capaz hasta de probarlo del buen aspecto que tiene.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Silvia!! Yo soy tan inepta para las plantas (todas se me mueren), que ver que de unas simples semillas te han crecido esas cidras me alucinan por completo. A mi me regalaron a finales del 2014 una cidra enorme y a principios de febrero de 2015 decidí que ya era hora de hacer algo con ella. Busqué también recetas de cabello de ángel, pues es lo único que veía en lo que podía ser utilizada. Mi receta era más corta, por cierto, no sé de donde la saqué. Para abrir la cidra tuve que tirarla varias veces al suelo, de lo grande que era, y prepararla en dos veces, pues eso no me cabía en ninguna olla, ja, ja. Al final me quedó un cabello de ángel riquísimo. Le hice el baño maría y aún me queda algún que otro bote por ahí. Sin duda, a partir de ahora nos vas a hacer unos postres deliciosos con este dulce. ¡¡Estoy deseando verlos!! Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta esta experiencia y como la compartes con nosotros!! Cuánto han crecido las semillas y qué buen partido le has sacado a tu cosecha... El cabello de ángel casero tiene que estar para comérselo a cucharadas...
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  13. Vaya historia mas bonita, la experiencia que has vivido como tu dices no tiene precio, en casa yo había hecho el cabello de ángel, que nosotros le llamamos cidra, como el fruto, hace años las vendían por aquí y compraba pero ahora no se ven por ningún sitio, en casa de mi hermana también había llegado a tenerlas en el huerto mi cuñado y mi madre la hacia riquísima, pero todo eso ya se acabó, a ti te ha quedado preciosa, con un color tan natural, ahora vas a tener para todo el año yo me la comía a cucharadas, que rica por favor, me encanta!!!!. Besos bonita.

    ResponderEliminar
  14. Qué bonita historia (jiji), no conozco el blog que has nombrado, luego pasaré a visitarlo.
    Qué detalle más bonito ¿verdad?, estos pequeños detalles son los que me gustan.
    En este caso has visto semana tras semana como crecían tus pequeñas semillas ¡Qué bonito!, no me extraña que estés encantada con el resultado. Menudas calabazas, se nota que las habéis cuidado muy bien.
    Sé por una amiga que hacer cabello de Ángel da un poco de trabajo, pero cuando ves el resultado merece la pena el tiempo perdido, además este dulce cunde mucho y lo puedes combinar con multitud de dulces.
    Feliz tarde guapa

    ResponderEliminar
  15. A mi me encanta para rellenos de pastelitos de hojaldre.

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado con una pinta estupenda y seguro que está deliciosa para preparar rellenos de distintos dulces. A mi me encantan los dulces de cidra........Me gustan mucho las fotos que has puesto para ver como ha sido el nacimiento de las cidras desde las semillas......Besos

    ResponderEliminar
  17. Que rico , ya han viajados esas semillas para dar este rico final besitos

    ResponderEliminar
  18. Buena mano habéis tenido para que esas semillas dieran ese maravilloso fruto ¡qué color! ¡qué belleza! y como colofón final un cabello de ángel que tiene que ser una ricura. Espero tus recetas con él, hay quienes se lo comen a cucharadas, jajaja... Besillos Silvia.

    ResponderEliminar
  19. Que buen te ha quedado, me encanta,no la he preparado nunca, pero me la regalan casera y está buenísima para preparar pasteles.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  20. Maravillosa entrada, me encanta el cabello de ángel y casero mucho más.

    Besines

    ResponderEliminar
  21. Que receta mas genial, has preparado con mimo desde la siembras hasta su envasado, y que hermosas son las calabazas. Me ha entrado el gusanillo, este año voy a intentarlo. besitoss

    ResponderEliminar
  22. Pues a mi no me gusta nada el cabello de ángel, pero me ha encantado este post. ¡No tenía ni idea de donde provenía! Y saber que viene de una calabaza me ha dejado un poco loca...¡con lo que a mi me gustan las calabazas y que no me guste esta confitura! Tendré que darle otra oportunidad. Seguro que uno así caserito como el tuyo es otro mundo!!

    ResponderEliminar
  23. vaya te ha quedado increible, muchas gracias por compartir esta delicia Silvia, un besito!!

    ResponderEliminar
  24. Que maravila Silvia, es trabajoso pero desde luego merece la pena! Un beso

    ResponderEliminar
  25. Cocinar algo que ha cultivado uno mismo es produce una sensación que no tiene precio, ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  26. Muchísmas gracias a tod@s por venir y por dejar vuestras cariñosas palabras. Es verdad que todo el proceso ha sido una bonita historia, desde el primer día hasta el último... Bueno quiero decir los que vendrán con nuevas recetas que lleven este cabello de ángel. Feliz semana, saludos ;)

    ResponderEliminar
  27. Qué maravilla ver todo el proceso y sobre todo el cabello de ángel...vaya postres ricos que vas a preparar. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Estoy preparando algunas cosillas... Y tengo para hacer más cantidad, un beso Clara 😘

      Eliminar



Licencia Creative Commons
ChupChupChup se encuentra bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional Lisence.
@ 2017 ChupChupChup