Pan de remolacha con avena y miel

by - junio 22, 2018

Pan de remolacha con avena y miel

Ahora si que ya estamos oficialmente en el verano modo "on". Con ganas de helados y bebidas refrescantes, las puertas de los hornos se cierran... aunque no del todo. Yo soy de las que, aún en verano, la dejo un poco abierta... algún asado de verduras, postre o pan casero siempre cae. 

La remolacha y el melocotón son los ingredientes escogidos para el reto mensual Color y Sabor de Temporada. Y, ¿en qué consiste? Cada mes se proponen dos ingredientes, una fruta y una verdura. Preparamos una receta con uno de los ingredientes, o con los dos :)

Los dos me gustan mucho, pero me he decantado por la remolacha para preparar un pan lleno de color y sabor, nunca mejor dicho... porque color tiene y mucho :)

Vamos a meter las manos en la masa... 

Pan de remolacha con avena y miel

Ingredientes:

- 275 g harina media fuerza panificlable
- 110 grs de remolacha asada triturada
- 130 ml leche de avena (leche avena casera)
- 10 g aceite de oliva virgen
- 12 g de miel
- 6 g de sal
- 6 g levadura fresca o 2 gr, de levadura seca


Cómo preparar pan de remolacha con avena y miel


1. Empezamos por asar las remolachas en el horno. Las lavamos y sacamos algún resto de tierra que puedan tener, no las vamos a pelar. Las introducimos en el horno a 180º C durante una hora o un poco más, dependiendo del tamaño. Verás que están blanditas, las sacamos y las dejamos enfriar.

Si no tienes ganas de asar las remolachas, las pueden utilizar cocidas. El resultado variará un poco en cuanto a líquidos y sabor, pero es un opción práctica.

2. Mezclamos la harina con la leche de avena, la miel y el aceite, añadimos la remolacha triturada y finalizamos con la miel. Dejamos que repose unos 30 minutos y empezamos a amasar. 

Pan de remolacha con avena y miel

3. Amasamos 5 minutos y dejamos reposar 10. Repetimos el proceso 4-5 veces. Añadimos la levadura al final del amasado y continuamos amasando un poco más hasta conseguir una masa suave y elástica. 

4. Dejamos reposar la masa en un recipiente engrasado y tapado. La he dejado en el frigorífico toda la noche. Si quieres la puedes dejar a temperatura ambiente, en un par de horas la tendrás lista, cuidando siempre las condiciones ambientales en cada cocina... más menos tiempo.

5. Sacamos la masa de la nevera, esperamos a que se atempera. Dividimos en dos, tres o cuatro piezas para preformar las bolas. Las dejamos reposar 10 minutos.

6. Engrasamos un molde alargado, formamos las bolas y las ponemos dentro.

Pan de remolacha con avena y miel

7. Tapamos con un paño y esperamos el levado por segunda vez. Más o menos tardará unas 2 horas. Hay que tener en cuenta la temperatura y la humedad. Ahora en verano, todo corre más deprisa :)

Pan de remolacha con avena y miel

8. Cuando veamos que la masa dobla el volumen, es que ya está lista para hornear.
Si necesitas más tiempo, lo tapas y esperas un poco más. Mientras tanto, vamos precalentando el horno a 200º C. para tenerlo a punto.

Pan de remolacha con avena y miel

9. Bajamos la temperatura a 180º C y lo dejamos cocer unos 50-55 minutos
Siempre controlando el tiempo en base a las particularidades de cada horno, ya sabemos que cada cocina es un mundo. Siempre lo repito, pero es que es así.

10. Sacamos el pan de horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Pasado unos minutos lo sacamos del molde y lo dejamos enfriar del todo.

Listo para cortar y preparar nuestros bocatas o tostas preferidas. Se puede congelar sin problemas. Yo lo hago, corto rebanadas y las voy sacando del congelador según necesito.

Pan de remolacha con avena y miel

Hay que ver cuanto juego da la remolacha en la cocina: en bollería, panes, recetas dulces y recetas saladas. Recuerdo el  risotto de remolacha con un color precioso.

Si te gusta la remolacha, cuéntame como la cocinas :)
¡Buena entrada de verano!

LO MÁS VISTO...

31 Comentarios

  1. Yo con este pan tan bonito no necesitaría nada más para comer. Tiene color, sabor y frescura y por sí solo está rico, además de sano. No hay nada mejor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Quina preciositat!!!!

    Em vull imaginar el gustet, perquè té pinta de ser molt saborós.

    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  3. Creo que es el pan más bonito que he visto nunca. Madre mía, es que entra por los ojos. No sé si su sabor me gustaría o no pero bonito es a rabiar.

    Por cierto en casa el horno nunca acaba de descansar. Se usa menos, pero se sigue usando en verano

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta!! en mi casa es que la remolacha solo me gusta a mi, pero un día procuro sorprenderles. besos

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Pero qué preciosidad de pan, Silvia!! ese color enamora, te lo aseguro, además de esa bonita forma que le has dado. Un pan divino para empezar el día o para acompañar otros alimentos. Me encanta por lo natural que es, y con la remolacha asada, que le tiene que dar un sabor distinto.
    Yo soy como tú, el horno sigue abierto en verano, y más si es para hornear recetas tan estupendas como esta. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Que pan tan precioso.
    Una combinacion de sabores y colores soprendentes para el paladar

    ResponderEliminar
  7. Silvia que color tan bonito tiene la masa del pan en crudo, es un buen presagio de lo que saldrá después de horneado, solo hay que mirar esas rebanadas para enamorarse de tu precioso pan. Imagino que con un buen queso y una ensalada fresca es el combinado perfecto.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. El color de este pan es espectacular!! mira que he probado panes de miles de colores pero con este color, jamás! Me llevo la receta a pendientes!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  9. Anónimo22 junio

    Hola Silvia, qué pan más bonito. La verdad que al ver ese color tan "chuli", entran ganas de comerlo. Vamos que entra por los ojos, sí o sí.
    Me ha encantado. Será cuestión de probarlo. A mí me gusta mucho la remolacha y seguro que me gustará.
    Yo tampoco echo la llave al horno pero indudablemente no utilizo tanto como en invierno.
    Neni, nos ha llegado el calor de golpe ¡Horrible!.
    Por cierto, no me he puesto en "nuestro tema" jajaaja.
    Le he pasado tu receta a una buena amiga que le encanta la remolacha, seguro que la hace antes que yo porque suele hornear cada semana pan.
    Besitos y feliz verbena.
    Sil

    ResponderEliminar
  10. Un color alucinante. Me gusta mucho porque queda muy original. Me queda la curiosida de saber si se nota el sabor a remolacha. Uhmmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! muchas gracias. El sabor se nota y bastante. Al asar la remoalcha, mantiene mucho más su sabor :) Espero que te guste, besos.

      Eliminar
  11. Un pan tan rico que no necesita acompañamiento.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Que faltaba yooo. Me has dejado enamorada. Es precioso y te ha quedado perfecto. Yo no puedo comer remolacha y rabia me da porque viendo la receta de Nati y ahora la tuya, me ha entrado mucha gana. Y tú como Nati, la has asado. Seguro que gana en sabor.
    También soy de dejar en el frigo la masa siempre que puedo.
    Besets, guapa.

    ResponderEliminar
  13. Un pan super bonito! Me encantaría probarlo, pero lo de hacer panes no es lo mío... :)

    ResponderEliminar
  14. Qué pan tan bonito te ha quedado seguro que está muy rico... Besos

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante la combinación, y el color resultante espectacular, un beset Silvia

    ResponderEliminar
  16. Me he enamorado de ese colorcito de este pan, sabes hace ya días que tengo unas remolachas en la nevera para hacer un pan, así que te copio la receta, que me ha encantado.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te encantará Raquel, ya me contarás que tal, un besazo!

      Eliminar
  17. Se ve tan bonito que pena da comerlo!! seguro que has sorprendido a muchos . Lo tengo que probar!!!un beso

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por venir y por comentar :) Estoy contenta de que os guste la receta de pan con la remolacha. Tendremos que encender el horno de nuevo... :)

    ResponderEliminar
  19. Qué preciosidad y qué perfección.
    Como ya han comentado por aquí, creo que es el pan más bonito que he visto nunca!!
    ¡Menuda recetaka para el reto! Los sandwiches tienen que quedar chulísimos con este pan, además de deliciosos.
    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  20. Muy buena tu receta, voy a probar hacer el pan de remolacha. Muchas gracias, cariños desde Buenos Aires, Arg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! espero que te guste, ya nos contarás :)

      Eliminar
  21. Hola Silvia, me ha sorprendido !!! pero que bonito color tiene este pan de remolacha. Es muy pero que muy original, nunca lo había visto antes. Te felicito guapa, es precioso. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! El asar la remolacha, ha sido el punto de color espectacular, me alegro mucho de que te guste. Besos.

      Eliminar
  22. Hola, Silvia:

    Me había perdido esta receta. ¡Qué pan más interesante! Un color espectacular y una combinación de ingredientes muy interesante. Me he quedado sin palabras.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! la remolacha queda muy muy bonita, y buena, un beso :)

      Eliminar
  23. Qué preciosidad de pan! Es que hay ingredientes que sólo por su color ya dan un plus a las recetas, como por ejemplo la remolacha.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva, me alegro de que te guste. La remolacha queda genial! un beso.

      Eliminar