Pan sueco de la isla de Gotland

by - febrero 13, 2018

Pan sueco de la isla de Gotland

Llevaba unos días sin encender el horno y parece que le he sacado buen partido... desde ayer que estoy liada entre masas. Pan de trigo blanco y semintegral para pasar la semana ya es lo habitual. Pero siempre cae alguno especial, como el que os traigo hoy. 
La receta es de Iban Yarza, la aprendí en un curso sobre panes suecos al que asistí hace un tiempo. Es un pan lleno de aromas y de gran sabor. De aquellos, que cuando horneas, dejan la cocina con un aroma muy particular.

       Ingredientes:

       Para el escaldado:
       - 150 g harina blanca de centeno
       - 300 ml de agua
       - 1/2 cdta. de anís molido
       - 1/2 cdta. de semillas hinojo
       - 1 cda. de piel de naranja amarga seca

       Para la masa:
       - Los 450 g de escaldado
       - 150 g masa madre de centeno
       - 200 g harina de trigo
       - 125 g harina de centeno
       - 75 g de yogur
       - 100 g sirope de melaza
       - 25 g azúcar moreno
       - 10 g levadura fresca
       - 12 g de sal


Pan sueco de la isla de Gotland


Pan con escaldado al estilo de la isla de Gotland


El día anterior preparamos el escaldado. En un bol mezclamos la harinas y las especias y añadimos los 300 ml de agua hirviendo. Lo mezclamos bien con una cuchara, quedara como una pasta gelatinizada. Lo guardamos en un recipiente cerrado en la nevera.

Al día siguiente preparamos la masa: mezclamos la harina de trigo y la de centeno. Seguimos con el escaldado y el resto de ingredientes. Lo mezclamos bien con las manos, veremos que queda pegajosa y cuesta de amasar. 

Ponemos la masa en un bol, la tapamos y la dejamos fermentar  durante 1,5 o 2 horas. Pasado este tiempo la volcamos sobre la mesa enharinada y hacemos un barrote. Lo dejamos fermentar en un paño bien enharinado y algoq ue sirga de soporte para que la masa aguante su forma.

Dejamos fermentar el pan, con el pliegue hacia abajo hasta que doble el volumen. Veremos que se agrieta un poco, es el momento de darle la vuelta y ponerlo sobre el papel de hornear.

Pan sueco de la isla de Gotland

Precalentamos el horno a 250º C y preparamos una bandeja para añadir medio vaso de agua (acción vapor). Metemos el pan y bajamos a 200º C. Lo dejamos más o menos una hora, tiene que quedar bastante oscuro.

Lo dejamos enfriar sobre una rejilla y a esperar un buen rato. Este pan gana mucho si lo dejamos reposar unas horas o lo comemos al día siguiente.

Pan sueco de la isla de Gotland

¡Hasta pronto!

TE PUEDE INTERESAR...

17 Comentarios

  1. Eres lo mejor en masas!! que manos tienes, un pan lleno de aroma y sabor que me llegaría a poco, te ha quedado de cine, y con cualquier cosa estaría bueno aunque solo ya me bastaría, que preciosidad de pan y que corte!! el curso me lo vas a tener que dar tu a mi, lastima no estar más cerca jeje...Bess

    ResponderEliminar
  2. El pan te ha quedado de exposición, aunque más rico estará, nada mejor para celebrar San Valentín, a mi por lo menos me ha enamorado. Que sabroso debe estar, no hay que dejar ni una miguita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ohh que bueno tiene que estar ese pan, imagino que con un sabor riquisimo con el aroma de esas semillas al hacer ese escaldado.
    Será cuestión de probarlo!!
    Un beso y feliz día de San valentin

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Silvia!! Sólo el nombre del pan, ya parece de cuento o de novela. Y luego, ves lo maravilloso que queda, y con ese color oscuro y más idílico me parece. Elaborar panes como este, tiene que ser una gozada. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Silvia, Iban Yarza es motivo de garantía. Elabora las masas como pocos.
    Para conseguir un buen pan hay que tener previsión en tiempos y mucha paciencia. Lo que más pereza me da es tener que hacer la masa madre, pero viendo el resultado, bien merece la pena.
    Se aprecia la calidad de este pan en el color, miga, corteza..., lástima que para apreciar el sabor tenga que elaborarlo, porque de buena gana me comería unas rebanadas con pan con tomate y acompañado de buenos embutidos. Una cena ideal de San Valentín ¿verdad?
    ¡Viva la isla de Gotland!.
    Feliz tarde

    ResponderEliminar
  6. Silvia cuando os ponéis a hablar de pan, todo me suena a chino, ¿o debería decir a sueco?, jajaja.
    Lo que si me gustaría sería poner un pan de rebanadas de tu precioso pan, untadas en mantequilla y un buen salmón ahumado con mucho eneldo fresco, un poco de sal y pimienta, limón y unas alcaparras, eso sí que me suena rico y mucho.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Qué rico pan!!!, En la variedad está el gusto!!!, Estas recetas tuyas siempre se las paso a mi marido que es un enamorado del pan. Besines!!!

    ResponderEliminar
  8. El pan te ha quedado con una miga estupenda, seguro que está muy rico.... Besos

    ResponderEliminar
  9. Silvia tú le sacas buen partido a lo que hagas ¡menuda pinta tiene este pan! ¡me ha encantado! Esa corteza es fabulosa, y la miga ¡sin palabras! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  10. Silvia, te ha valido la pena ponerte con las manos en la masa. No conocía este pan y me encanta todo. La forma, el escaldado, el centeno, el corte y lo bueno que tiene que estar.
    Felicidades, artista. Molts besets.

    ResponderEliminar
  11. Pero que pan tan divino te ha quedado!!! tiene que estar delicioso.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  12. Hola Silvia! Madre mía qué pinta tiene ese pan con esos toques dulces, me haría unas rebanadas con mantequilla y miel bien ricas con él jeje! Se ve muy rústico de aspecto y creo que es lo que más me gusta! Estas que te sales jeje! Petonets!!

    ResponderEliminar
  13. Un pan espectacular! He probado uno parecido (lo imagino por los ingredientes) y me había encantado. A ver si me da tiempo este fin de semana que con el frío apetece hornear!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  14. os admitro, a todas las que elaboráis estos panes tan elaborados y deliciosos. Un buen pan, con una pinta espectacualr. Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Vaya que cosa mas buena!!besos

    ResponderEliminar
  16. A mi estos panes tan exóticos me vuelven loca. Y si encima son morenos, ya ni te cuento. Tienes unas manos panarras que ya las quisiera yo. Me llevo un trocito para cenar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola! Tendremos que amasar un poco más y volver a hornear pan. Me alegro de que os guste, gracias por vuestros comentarios y visitas :)

    ResponderEliminar



Licencia Creative Commons
ChupChupChup se encuentra bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional Lisence.
@ 2017 ChupChupChup