Flan de melocotones y crocanti de avellanas

22.8.16

Hola! Pasa el tiempo volando y de nuevo llegamos a nuestra cita mensual del Reto "Color y Sabor de Temporada". Cada mes, el día 22, con una receta de una verdura o una fruta.
La verdura propuesta para julio es "el rábano" y la fruta es "la avellana".
Mi propuesta para este mes es un postre que lleva avellanas y fruta de temporada.

Flan de melocotones y crocanti de avellanas


He necesitado:
6 huevos
370 leche condensada
100 grs azúcar
300 compota de melocotó
Avellanas
Azúcar para caramelizar
Para el crocanti:
100 grs avellanas tostadas
3 cdas azúcar blanco o moreno


Preparación:
Empezamos por preparar la compota de melocotón, con melocotones naturales troceados y azúcar, lo llevamos a ebullición  y dejamos cocer unos 7-8 minutos, cuando estén blanditos los retiramos. Si lo preparamos con antelación el día antes, lo guardamos en la nevera hasta que lo necesitemos.
También podemos utilizar melocotones en almíbar, en conserva, en vez de hacerlo en casa.

En un bol mezclamos los huevos con el azúcar, añadimos la leche condensada y cuando este bien integrado, le añadimos la compota de melocotón. Lo mezclamos todo muy bien.
Mientras tanto prepararemos el caramelo líquido. En un cazo ponemos el azúcar con unas gotas de agua y lo llevamos al fuego, damos unas vueltas hasta que tome color y lo retiramos.


Preparamos un molde y vertemos el caramelo líquido en el fondo.
El horno lo precalentamos a 180°. Preparamos el "baño María". Utilizamos un recipiente con agua que no lo cubra del todo y el flan en medio. Más o menos tardará unos 45 minutos, Si es necesario lo cubrimos con un papel de aluminio para que no se dore demasiado.

Mientras tanto preparamos el crocanti de avellanas:
Trituramos las avellanas en caso de que sean enteras. Han de quedar trocitos pequeños.
En un cazo ponemos el azúcar y añadimos la avellana picada. Removemos continuamente hasta que se funda el azúcar y coja color.
Lo retiramos del fuego y damos unas vueltas para que quede suelto. Lo dejamos enfriar.



Continuamos con el flan, cuando este cuajado lo sacamos de horno y dejamos enfriar en el mismo molde. Podemos guardarlo en la nevera hasta el momento de desmoldarlo sin problemas.
A la hora de servir, lo desmoldamos con cuidado y decoramos con el crocanti por encima.


¿Qué os parece? Espero que os animéis a probarlo, con melocotones o con otra fruta de temporada, la que más te guste :)

Y si os animáis a participar en el reto mensual #ColorYSabor de Temporada solo tenéis que clicar AQUÍ y apuntaros ;)

Hasta pronto!