Nabos de Talltendre confitados

28.2.16

Hola! La última receta de febrero es una conserva de nabos negros.
El que os presento hoy es un nabo negro típico de las zonas de montaña. en concreto de la comarca de La Cerdanya, de Talltendre, de ahí su nombre "Nap de Talltendre"
Es una variedad más dulce que contiene más azúcares y se suele preparar en invierno, después de unas cuantas heladas. 

Nabos de Talltendre confitados


He necesitado:
Nabos de Talltendre (u otro tipo de nabo)
Aceite de oliva
1 bote de cristal esterilizado


Preparación: 
Limpiar y pelar los nabos a conciencia, son alargados y finos, por lo muchos de ellos casi ni hace falta cortarlos.
Calentamos el aceite de oliva en un cazo y añadimos los nabos, de manera que queden totalmente sumergidos. A fuego muy lento, a una temperatura de 60º aproximadamente.


Dejaremos que se confite entre 30 y 45 minutos, dependiendo del grosor de los nabos.
El aceite no puede llegar a hervir. Si no podemos controlar la temperatura, lo ponemos al mínimo.
Pasado este tiempo se pondrán tiernos, apagamos el fuego y dejamos que se enfríe bien, para proceder al envasado.


A continuación llenamos el bote de cristal previamente esterilizado. Procuramos que quede lleno hasta arriba y los nabos bien cubiertos con el aceite.
Si sobra aceite, se pude utilizar para algún guiso u otra preparación, huele de maravilla.

Muy pronto compartiré alguna receta típica de montaña, que lleva estos nabos confitados como ingrediente. 


Mientras tanto... esperan unos días a buen resguardo.
Hasta la próxima!


Solomillo de cerdo con mandarinas

22.2.16

Hola! Día 22 y este mes hago doblete de receta para el Reto "Color y Sabor de Temporada". La fruta propuesta para febrero es "la mandarina" y la verdura "el apio.".
En esta receta utilizamos las mandarinas y hoy le toca el turno al solomillo de cerdo.
Hoy comparto una receta familiar, un clásico que muchas veces hemos preparado con naranjas, con peras, manzanas o con fresas. Vamos hoy con las mandarinas.

Solomillo de cerdo con mandarinas



He necesitado:
Solomillo de cerdo
1 cebolla hermosa
1 poquito de puerro
Mandarinas
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Romero en rama
1 pizca de cúrcuma

Preparación:
Empezamos por marcar el solomillo, en una cazuela, con aceite de oliva bien caliente. Esperamos a que se dore por cada lado y tome color.
Mientras lavamos y picamos la cebolla junto con el puerro. Pelamos las mandarinas e intentamos retirar cualquier hilito de piel blanca.


Añadimos la cebolla a la cazuela con el solomillo, y cuando tome color le ponemos los gajos de mandarina, junto con la rama de romero. Rectificamos de sal y pimienta al gusto.
El solomillo enseguida está hecho, así que si vemos que pasa el tiempo, lo retiramos para continuar con la salsa. Como hay a quien le gusta la carne más o menos hecha, cada uno ya verá el tiempo que la deja. En mi casa hay para todos los gustos ;)


Continuamos con la salsa, que dejaremos cocer unos minutos. Añadimos una pizca de cúrcuma, el color se aviva y el sabor se acentúa, es opcional. Vemos que se van deshaciendo los gajos de mandarina, si le faltara líquido le podemos añadir un poquito de caldo.
Pasamos por la trituradora o por el chino para que quede bien fina.


Acompañamos con arroz integral. Anda que no está bueno el arroz con la salsa de mandarinas. Espero que os haya gustado esta receta familiar, un clásico que siempre gusta.

Y si queréis participar en el reto #ColorYSabor de Temporada, clicando AQUI, accedéis a toda la información.



Feliz semana y hasta la próxima!

Cóctel de naranja y apio

Hola! Día 22 y de nuevo compartimos receta para el Reto "Color y Sabor de Temporada".
La fruta propuesta para febrero es "la mandarina" y la verdura "el apio.".
Este mes he escogido el apio. Es una verdura que siempre utilizo para los caldos, para algunas salsas y sofritos o para cremas. La receta de hoy es fresquita.

Cóctel de naranja y apio


He necesitado:
1 naranja
Apio 
1 yogur búlgaro, detallazo de Cocinista
o bien yogur griego
Aceitunas 
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:
Empezamos por lavar el apio, retirar los hilos de los troncos y vamos cortando a trocitos pequeños intentando hacerlos iguales.


Pelamos la naranja "en vivo" para que no queden de restos de piel. Cortamos a rodajas y troceamos intentando hacerlo del mismo tamaño que los trozos de apio.


En un bol preparamos el aliño: ponemos el yogur búlgaro, que he podido preparar en casa gracias al regalazo de fermentos, que recibí de Cocinista. Está buenísimo y muy sencillo de preparar, para mi ha sido un descubrimiento en sabor y textura,  super positivo ;)

Mezclamos el yogur (puedes utilizar otro) junto con una cucharada de aceite de oliva, la sal y pimienta recién molida al gusto.


He utilizado yogur búlgaro preparado en casa, ya que disponía de él en el momento de preparar el cóctel, pero igualmente con un yogur griego o yogur natural. Incluso un yogur desnatado, a vuestro gusto.


Mezclamos y servimos en copas, bien fresquito.
Como guinda he abierto un bote de aceitunas arbequinas, que tenía en maceración desde hace unos meses. Ha llegado la hora de abrir y probar.
Podéis ver la receta aquí: Aceitunas arbequinas en conserva


También queda muy bien acompañado con unas aceitunas negras o con otra fruta como unas uvas o un poco de granada.

Y si queréis participar en el reto #ColorYSabor de Temporada, clicando AQUI, accedéis a toda la información.


Feliz semana y hasta la próxima!


Brandada de bacalao

19.2.16

Hola! Para este fin de semana una receta muy fácil y agradecida. Seguro que conocéis la brandada de bacalao, es perfecta para un aperitivo o para utilizar como relleno de otras preparaciones o como entrante.

Brandada de bacalao


He necesitado:
250 g de bacalao desmigado remojado
4 dientes de ajo
75 ml de aceite de oliva virgen extra
15 ml de crema de leche
1 patata mediana (opcional)

Preparación:
Empezamos por cortar los ajos en láminas y dorarlos en el aceite de oliva muy caliente.
Los retiramos y dejamos enfriar el aceite.
El bacalao lo escaldado en agua hirviendo y lo escurrimos. Añadimos al aceite que teníamos resrvado de dorar los ajos y lo dejamos reposar.
Pasamos todo la batidora y lo vamos triturando con un poco de aceite. Añadimos lentamente el resto del aceite hasta que que coja la consistencia que deseamos conseguir, tipo all i oli.
Le añadimos la crema de leche al final.


Añadir patata cocida en la preparación es opcional, yo lo suelo hacer sin la patata. De las dos maneras queda muy bien.
La guardamos en la nevera hasta el momento de servir. Espolvoreamos con perejil picado o bien decoramos con una ramita de perejil fresco.


Ahora a disfrutar de la brandada acompañando con unos crackers, unas tostadas o unos grissines.
Con esta receta participo en el evento #RecetasdePescado que nos propone Inma del blog Entre3Fogones. Podéis ver otros eventos clicando en Entre3Fogones eventos.

Feliz fin de semana y hasta la próxima!


Pan de alcachofas

17.2.16

Hola! ¿Cómo van esos fríos?
No nos damos cuenta que va pasando el invierno y a qué velocidad. Parece que ahora si llega el frío, con retraso, pero llega de verdad. Mientras tanto voy encendiendo el horno...
Hoy vengo con un pan y con alcachofas, verdura que está en temporada.

Pan de alcachofas


He necesitado:
200 grs de corazones de alcachofa
325 grs de líquido (agua de haber hervido las alcachofas
200 grs de harina integral de trigo
300 grs de harina blanca de trigo
150 grs de harina de fuerza
4 grs de levadura seca (o bien 12 gr de levadura fresca)
12 grs de sal
15 grs de Aceite de oliva
Pimienta negra y rosa molida (al gusto)


Preparación:
Empezamos por cocer las alcachofas en agua. Tendremos que sacar las partes más duras y reservar los corazones para picarlos cuando estén fríos.
En un recipiente mezclamos las harinas, el agua de haber hervido las alcachofas, el aceite de oliva, la sal y la levadura seca (o fresca)
Amasamos, he utilizado el método cortos amasados y reposos, viene genial. Amasamos dos minutos y dejamos reposar 10 minutos, repetimos 5 veces la misma operación.
En el último reposo añadimos las alcachofas bien picadas y la pimienta molida. A mi personalmente me gusta el picante y soy generosa con las pimientas.
Terminamos el amasado y dejamos reposar una hora y media o un par de horas (ojo con las temperaturas ambientales y el frío).
Otra opción es dejarlo en la nevera unas horas, y al día siguiente continuar con el proceso.

A continuación cortamos piezas pequeñas o grandes. Lo he dividido en tres piezas, dos para moldes minis y una para un banetton pequeñajo. Pasados 15 minutos las formamos para pasarlas a sus respectivos moldes enharinados. 
Dejaremos las masas tranquilas hasta que doblen su volumen, siempre teniendo en cuenta las condiciones de temperatura y humedad.


Precalentar el horno a 220º C. Damos la vuelta al pan formado en el banetton y hacemos un corte. Introducimos en el horno, volcamos un vaso de agua para que haya humedad y a los 15 minutos bajamos el horno a 200 º C. dejamos 30-35 minutos más.
Dependiendo del tamaño de las piezas, cambia el tiempo de horno. Por este motivo los mini moldes van a tardar mucho menos tiempo y hay que sacarlos antes del horno.
Sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.


Aquí las imágenes de las rebanadas y de los panes por dentro. El de molde ha quedado muy bien, el banetton sin embargo ha quedado un poco tupido. 
Y como lo volveré ha hacer, lo repetiré con masa madre de centeno, a ver que tal resulta.
Todo es probar y ver qué ocurre.
El color ha quedado muy mezclado con el color de la harina integral, 


Como todos los panes se puede congelar, cortado o entero, luego queda perfecto. 
El tono ha quedado muy mezclado con el color de la harina integral, y el sabor muy atrevido con las pimientas.
Y ya podemos disfrutar de este pan con alcachofas, para mi con un buen aceite.

Hasta la próxima!


Tagliatelles con setas, espigalls y piñones

13.2.16

Hola! La receta de hoy es un plato que gusta a todos, pasta con setas. Un plato perfecto para cualquier día de la semana y que además, casi casi podemos preparar con antelación. Dejarlo todo listo y cocer la pasta en el último momento.
Lleva un aceite aromatizado, con hojas de col brotonera, preparado uno o varios días antes.

Tagliatelles con setas, espigalls y piñones


Tagliatelles con setas, espigalls y piñones

He necesitado:
Tagliatelles
Setas naturales o en conserva
Llanegas, moixernons, a tu gusto.
Piñones
Espigalls (col brotonera)
Aceite macerado con hojas de espigalls
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta

Días atrás os hablaba sobre la "col brotonera", una col de invierno que se cultiva en la comarca del Garraf (Barcelona).
Los brotes de las hojas son "los brotons", que se cosechan entre octubre y diciembre, y los brotes de las flores son "los espigalls", que aparecen a partir de enero y se cosechan los primeros meses del año.

Tagliatelles con setas, espigalls y piñones

Preparación:
En primer lugar he preparado un aceite de espigalls con un día de antelación como mínimo.
Lavamos y cortamos los espigalls y los introducimos en un bote con aceite de oliva. Tienen que pasar como mínimo 24 horas para que coja sabor y aroma. He preparado la cantidad necesaria para esta receta.
Tagliatelles con setas, espigalls y piñones


Para la pasta: calentamos agua en una olla y esperamos a que hierva. Cocemos la pasta el tiempo que indique en el paquete.
Mientras tanto preparamos las setas. He utilizado setas en conserva, podéis encontrar la receta aqui.
Calentamos aceite de oliva en una sartén, y añadimos las setas escurridas. Damos unas vueltas a fuego alto mientras se saltean. 
Agregamos los piñones, con cuidado de que no se doren mucho. Y añadimos las hojas de espigalls cortaditas, también sirven las hojas que estaban macerando en el aceite de oliva.

Tagliatelles con setas, espigalls y piñones

Rehogamos todo unos minutos y rectificamos de sal y pimienta.
El aceite aromatizado con los espigalls tiene muchísimo aroma, por este motivo la receta no lleva más especias ni condimentos, así podemos disfrutar de la plenitud del aroma a tierra.

Escurrimos la pasta, y mezclamos con el resto.
Rociamos con un poco más de aceite macerado de espigalls, para dar el toque final de aroma al plato.

Tagliatelles con setas, espigalls y piñones

Y a disfrutar de un buen plato de pasta, setas y aroma a tierra,.. buen provecho!

Feliz fin de semana y hasta la próxima :)


Cabello de ángel

10.2.16

Todo empezó hace unos meses, cuando recibí las semillas de las cidras. Viajaron desde Madrid hasta Barcelona, la historia acababa de comenzar, todavía quedaba un largo camino por recorrer.
María, de Epicúrratelo, blog que ya conocéis, fue quien tuvo el cariñoso detalle de enviarme las semillas, que con mucha alegría recibí y guardé hasta el día de su siembra.
Así lo hice, crecieron un poco en semilleros, nacieron arropadas con aire y sol del Mediterráneo.
Y de nuevo emprendieron el viaje, esta vez hacia el Pirineo.


Semana tras semana iban cambiando, las hojas creciendo, las ramas extendiéndose, empezaron a asomar las primeras flores, amarillas, vivas, preciosas.
Luego se transformaron en calabazas, pequeñas, lisas y tersas.


Crecieron día tras día, resguardadas de la Tramontana y maduraron bajo el sol del Pirineo. 
Llegaron los primeros fríos, las primeras bajadas fuertes de temperatura nocturna, llegó el día en que decidimos recogerlas y guardarlas hasta el momento de utilizarlas.
Y así lo hicimos.


Poder seguir la evolución desde el principio, semana a semana y ver los cambios que se producen, no tiene precio. 
Por eso estoy doblemente agradecida, por poder vivirlo y transmitirlo.
Ahora a preparar la receta...

Cabello de ángel


He necesitado
Cidras
Azúcar blanco (o moreno)
Piel de naranja (o de limón)
Canela en rama

Preparación:
Es la primera vez que las preparo, apoyándome en varias recetas que he ido leyendo.
Empezamos por partir las cidras. con fuerza y cuidado, pues tienen la piel muy dura y al principio cuesta un poco. Yo he utilizado 4 cidras y lo he hecho en dos tandas.


Una vez cortadas a cuartos, retiramos las semillas (si las quieres plantar más adelante) y las ponemos en una olla cubiertas de agua. Las semillas se pueden retirar después de la cocción, es bastante mas fácil.
Cocemos durante media hora. Si tienes olla expres, mucho mejor, será cuestión de 5 o 6 minutos.


Dejamos que se enfríe y separamos las cáscaras de la pulpa. que ya estará tierna. Acabamos de sacar las pepitas que queden y la sumergimos en agua fría para que repose de un día para otro.
Reservar el agua de la primera cocción por si nos hiciera falta añadirla más adelante en las sucesivas cocciones.


Al día siguiente retiramos el agua sobrante y añadimos el azúcar. La cantidad que he utilizado ha sido un 75% del peso de la pulpa. En algunas recetas utilizan la misma cantidad y en otras solo la mitad.
También se aromatiza con piel de naranja o de limón. Hoy he utilizado piel de naranja y canela en rama.


Una vez todo junto, lo ponemos a hervir a fuego lento unos 20 minutos. Dejaremos que enfríe y repose hasta el día siguiente. 
Repetimos este proceso dos veces más, en sucesivos días.
Llenamos los tarros esterilizados, los cerramos y los ponemos en una olla al baño María. Pasados 20 minutos, retiramos y dejamos que se enfríen del todo.


Los guardamos tranquilamente. Me quedan cuatro cidras más y estoy pensando en hacerlo con piel de limón, así tendré las dos versiones.
Que os ha parecido? Es laborioso pero fácil y muy agradecido.


Este es final del trayecto; Madrid-Barcelona-La Cerdanya.
Y a partir de aquí a pensar en postres y preparaciones con cabello de ángel.

Hasta la próxima!


Bizcocho de sarraceno con manzanas y almendras

8.2.16

Hola! hoy vengo una receta dulce y muy, muy sana. Trigo sarraceno, fruta, azúcar moreno, almendras... 
Combinación de ingredientes para un bizcocho que sienta de maravilla al cuerpo. Y lo bueno es que lo puedes hacer con la fruta que más te guste, hoy será a la vez una receta de aprovechamiento, con manzanas golden.

Bizcocho de sarraceno con manzanas y almendras


He necesitado:
2 manzanas golden
120 gr, azúcar blanca
120 gr. azúcar moreno
225 gr. mantequilla
4 huevos medianos
225 gr. harina de trigo sarraceno
150 gr. almendras molidas
1 sobre de levadura (tipo Royal)
Esencia de vainilla o vainilla (opcional)
Azúcar glass para decorar


Preparación:
Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente y la mantequilla pomada. Separamos las claras de las yemas. 
Empezamos por batir la mantequilla con el azúcar y las yemas, durante un par de minutos y cuando este cremoso mezclaremos la harina, las almendras y la esencia de vainilla (opcional)
Seguiremos mezclando hasta que este todo bien integrado.
Cortamos las manzanas en trozos pequeños  y las añadimos a la masa.
Montamos las claras a punto de nieve y las añadimos a la mezcla, con cuidado para que se bajen lo menos posible.


Mientras tanto precalentamos el horno a 200º C. y engrasamos un molde, o bien lo forramos con papel de hornear. Vertemos la mezcla con cuidado y lo introducimos en el horno.
Bajamos la temperatura a 180º C.
Más o menos tardará unos 30-40 minutos, pero como siempre depende de la altura y medida del molde que vamos a utilizar. En todo caso, con el palillo podemos comprobar su punto.
Cuando este listo, lo sacamos del horno y dejamos enfriar en el mismo molde.
Pasado un rato ya lo podemos sacar y presentar con azúcar glass espolvoreado por encima.


Y ya lo tenemos a punto para probar el primer trozo, con que lo acompañamos? café, té, chocolate...
Perfecto para aprovechar frutas, la próxima vez cambiaremos de sabor :)

Con esta receta participo en la iniciativa mensual "M & R "Reciclando Sabores".
Marisa desde Thermofan y Rosalía desde Rossgastronómica cada primeros de mes, desde el día 1 hasta el 15 compartiendo nuestros "reciclajes".


Feliz reciclaje y hasta la próxima!

Cuello de punto #handmade

4.2.16

Hola! Este año parece que el invierno no está trayendo mucho frío, aunque todavía quedan muchos días por delante y nunca se sabe...
Os quiero enseñar el cuello de punto que estuve tejiendo tiempo atrás, y que ya he estrenado. 
Ya lo publiqué por las redes sociales pero me quedó pendiente añadirlo a la sección de #lanasifils del blog. 

Cuello de punto #handmade


En un principio quería hacer una bufanda larga y ancha... pero iba lenta, lenta, lenta... y parecía que no lo terminaba. Así que lo dejé en un cuello de dos vueltas.
Qué os parece? los colores son muy alegres, verdad? Si queréis el patrón, me lo pedís y lo envió por email sin problemas.


No se si este año lo utilizaré mucho,  espero hace antes de que llegue la primavera espero usar algún día más... aunque no se que deciros. Este año en Barcelona en invierno no se está notando.

Mientras esperamos a que venga un poco más de frío, os invito a un café, té o quien sabe... igual apetece un heladito... ;)

Feliz fin de semana!

Tortilla de butifarra de huevo

2.2.16

Hola! se acercan los Carnavales... y en breve se celebra el "Dijous grass" (Jueves lardero), que es el jueves anterior al Miércoles de Ceniza y el día en que empieza el "Carnestoltes".
Es tradición comprar butifarra de huevo "butifarra d'ou" y preparar tortillas. Antiguamente se salía al campo a comerlas y en las escuelas se llevaban todo tipo preparaciones con tortillas y butifarras.

La tradición se mantiene en nuestras casas, así que os traigo la mía para cenar esta noche...

Tortilla de butifarra de huevo



He necesitado:
4 huevos
1 butifarra blanca de huevo
Aceite de oliva
Sal

Preparación:
Empezamos por cortar la butifarra en trozos y quitamos la piel que la cubre. A continuación batimos los huevos en un bol y añadimos un poquito de sal.
En una sartén calentamos aceite de oliva y echamos los huevos, añadimos la butifarra cortada, y damos la vuelta para que cuaje.
Como en todas las recetas existe la variante, se pueden añadir unas cuantas alubias blancas.


También podemos hacer las tortillas en plan individual, o también se puede hacer una mega tortilla ;)
Es muy sencilla la preparación y sin complicaciones.
Preparamos el pan para acompañar.


Se acostumbra hacer como primer plato o bien para cenar, acompañado de unas rebanadas de pan de payés con tomate o tostado con un buen aceite de oliva.
Y como no, cortaremos unos buenos trozos de "butifarra d'ou"

Feliz jueves lardero 
Bon "dijous grass" :)