Sopa fría de lechuga con brochetas de sandía

22.7.15

Hola! Julio, día 22 y como todos los meses compartimos receta para el Reto "Color y Sabor de Temporada" el reto que Pilar, de Postres Originales nos propone cada mes con dos ingredientes, una fruta y una verdura.
La fruta escogida para julio es "la sandía" y la verdura "la lechuga".

Pues la verdad es que habían dudas entre los dos ingredientes, porque los dos nos gustan mucho. Al final ha ganado la lechuga pero... con un toque de sandía. Vamos con la receta.

Sopa fría de lechuga con brochetas de sandía


He necesitado:
250 grs de lechuga
1 puerro
1/2 patata
Caldo de verduras
Aceite, sal y pimienta
Crema de leche 

Bolas de sandía, tomates cherry
Semillas de amapola (opcional)



Preparación:
Empezamos por lavar y pelar el puerro, lo cortamos en juliana. Preparamos una cazuela calentando aceite de oliva y pochamos el puerro. Añadimos la media patata cortada y lo rehogamos durante cinco minutos.
Mientras tanto lavamos la lechuga, la troceamos y la añadimos a la cazuela. Bajamos el fuego y que se vaya cocinando durante 10 minutos. En este punto y dependiendo del líquido que haya soltado la lechuga podemos añadir un poco de caldo de verduras, si es casero mejor. Bajamos el fuego y lo dejamos cocer unos cinco minutos más.
Rectificar de sal y pimienta al gusto. Llega el momento de triturar y reservar.
En el momento de servir le añadiremos la crema de leche al gusto, es opcional.


Nosotros, en casa, como vigilamos el colesterol, casi no le añadimos crema a las recetas, aunque un puntito le da suavidad y cremosidad.

Para decorar hemos pensado en tomates cherry que le vienen perfectos para combinar con la sopa de lechuga. Pero... por variar hemos preparado unas brochetas con bolitas de sandía bien frías y unas semillas de amapola para darle un toque de contraste.


Apta para preparar el día anterior, incluso para congelar y utilizar cuando te apetezca.
Fresquita, ligera y muy apetecible, os animáis?

Y si queréis participar en el reto #ColorYSabor de Temporada, clicando en el logo accedéis a toda la información.


Hasta la próxima!

Caracoles de queso de cabra con salsa de limón

17.7.15

Hola! Hoy vengo con una plato de pasta fresca. La receta es del libro "Pasta fresca" de las Hermanas Simili, lo conocéis? 
Lo acabo de estrenar con muchísima ilusión, es un regalo que recibí por mi pasado cumple, junto con una harina italiana, la rimacinata. 

María Epicúrratelo, Pilar Postres Originales e Iván Plademunt El Restaurante Imaginario, son los culpables de que el libro y la rimacinata cayeran en mis manos. 
Grazzie, gracias, merci, gràcies!! ;)


Enseguida me puse con las manos en la masa, probando panes con la rimacinata, practicando y buscando recetas nuevas. Habrá entrada de pan próximamente ;)

Y hoy toca el turno a la pasta, me ha costado decidirme porque todo está tan bueno! 
Al final he escogido esta receta adaptando un poco las cantidades a mi aire. Rimacinata en mano vamos con ello.

Caracoles de queso de cabra con salsa de limón


He necesitado:
Masa de pasta fresca: 2 huevos y 220 grs de harina
de los cuales he utilizado 180 de rimacinata y 40 de harina floja

Para el relleno: 
200 grs queso de cabra
40 grs queso parmesano
1 huevos
Sal, pimienta y nuez moscada

Para la salsa de limón.
20 grs de mantequilla.
200 grs de nata fresca.
1 limón, su cáscara.
2 cucharadas de zumo de limón.
Sal, pimienta blanca
Queso parmesano


Preparación:
Empezamos por preparar la pasta. Tamizamos la harina para darle aire y hacemos un volcán. En el centro ponemos los huevos abiertos y los batimos con un tenedor. Poco a poco vamos mezclando la harina hasta que se haya absorbido y vamos amasando suavemente. 
La amasamos haciéndola rodar lentamente y con suavidad hasta que la masa quede lisa.
Formamos una bola plegando los bordes hacia adentro y la resguardamos tapada durante unos 30 minutos.

Mientras la masa reposa podemos preparar el relleno:
Mezclar el queso de cabra, los 2 huevos y el queso parmesano. Lo mezclamos bien y añadimos un poco de sal, la pimienta blanca y la nuez moscada. Reservamos para más tarde.


Continuamos extendiendo la masa de pasta en láminas con el rodillo. Cortamos unas tiras de 30 y 6 cms. más o menos. Ahora ponemos un poco de relleno en el centro y tendremos que sellar las tiras por los lados largos y luego por los cortos.
Según la receta original se cuecen las tiras y una vez frías se enrollan las espirales. Como no disponía, en esos momentos, de una cacerola ni olla grande, lo hice al revés: formé primero las espirales y las puse a cocer una vez enrolladas, con mucho cuidado.
Las cocemos en agua con sal, se escurren y se sumergen en un bol con agua fría y sal, de manera que se para la cocción.
Si las ponemos sobre un paño de cocina para que absorba el agua sobrante, le vendrá genial.


Preparamos la salsa de limón:
En un cazo ponermos la mantequilla y la nata y esperamos a que hierva, añadir la sal, la pimienta y el zumo de limón. La piel también, bien rayada. Cocemos durante tres minutos y se retira del fuego.

Finalizamos: en una bandeja o fuente para horno ponemos un poco de salsa de limón en el fondo. Colocamos los caracoles repartidos y vertemos por encima del resto de la salsa.
Espolvoreamos por encima con el queso parmesano y lo metemos en el horno a 180º C durante unos 10-15 minutos.


Dejamos que tome un poco de color y lo sacamos del horno, el aroma a limón que desprende es tan agradable... invade la cocina de frescura.
Y como hace tanto calor... esperamos que se enfríe un poco. 
Os apetece? Si os animáis a prepararla os va a gustar,  ;)

Hasta la próxima!

Macedonia de calabacín y mango con sésamo

8.7.15

Hola! ¿Cómo estáis llevando el calor?
No se si tomar helados, horchata, refrescos... o todo a la vez! y la verdad es que no apetece ni moverse con estos bochornos, al menos a mi.
Pero comer hay que comer y si es con recetas refrescantes mucho mejor. Hoy os propongo una ensalada con verdura y fruta bien fría.

Macedonia de calabacín y mango con sésamo


He necesitado:
150 grs. calabacín
3 calabacines luna pequeños (opcional)
150 grs. mango
50 grs cebolla morada
Albahaca fresca

Aliño:
60 grs aceite de oliva virgen
10 grs semillas de sésamo
10 grs, vinagre de módena (o limón)
1 cucharadita de miel
1 cucharadita de mostaza 
Pimienta negra, sal


Preparación:
Empezamos por lavar y pelar el calabacín y la cebolla. Cortamos en daditos "estilo macedonia", o bien en bastoncitos, de la medida que más te guste.
Pelamos el mango y hacemos lo mismo. Mezclaremos los tres ingredientes y reservamos en un recipiente, mientras vamos a por el aliño.

Para el  aliño:
Mezclamos el aceite de oliva con el vinagre de módena, si lo prefieres sustituyes el vinagre por zumo de limón. Le añadimos una cucharadita de miel y una de mostaza suave, pimienta recién molida y sal.
Lo mezclamos bien y finalizamos añadiendo las semillas de sésamo.


Para la presentación he utilizado los calabacines luna vacíos, a modo de recipiente. Es una opción que me gusta mucho, y queda repartido a modo individual.
Además, al vaciarlos, si sobra calabacín, podemos hacer una crema u otra preparación.
Mezclamos todos los ingredientes con el aliño, llenamos los calabacines luna vacíos y los reservamos en la nevera hasta la hora de servir.


Decoramos con unas hojas de albahaca, un toque de aroma, color y frescura que la hará mucho más apetecible,
Una ensalada muy fácil que en poco tiempo estará lista para comer, solo hay que esperar a que esté bien fría... y a disfrutar :)

Hasta la próxima!

Image and video hosting by TinyPic