Ensalada de higos con queso, piñones y miel

29 agosto, 2015

Hola! Los higos son protagonistas a finales del verano y es que están tan buenos... en postres, tal cual naturales, secos, en guisos y un montón de preparaciones tanto saladas como dulces.
Hoy los comemos en ensalada.

Ensalada de higos con queso, piñones y miel.


He necesitado:
6 higos frescos
100 grs de queso Tomme de Savoie (opcional)
40 grs de piñones
1 lechuga maravilla, o bien mezclum
(la de hoy es recién cogida del huerto)
Hojas de rúcula u otras lechugas, al gusto.

Para al aliño:
Aceite de oliva virgen
1 cucharada de vinagre de módena
1 cucharada de miel
Sal y pimienta

Preparación:
Empezamos por lavar la lechuga y trocearla. Haremos los mismo con los higos, los lavamos y cortamos en láminas, reservando dos o tres para la decoración al final. Los cortaremos en cuatro sin llegar a cortarlos hasta el final para que quede en forma abierta.
Vamos a tostar los piñones con mucho cuidado porque enseguida se pueden quemar.
Y en un bol mezclamos los piñones con el aceite de oliva, el vinagre de módena y la cucharada de miel. Emulsionamos un poco con un tenedor y salpimentamos al gusto.


Cortamos el queso en bastoncitos y el jamón lo enrollamos en canutillos. He utilizado queso Tomme de Savoie, en esta ocasión, pero ya sabéis que le viene bien el ricotta o quesos azules, incluso el mató o requesón, esto ya a vuestro gusto. Yo le pondría cremosos.

Lo mismo con las lechugas, puedes utilizar escarola, rúcula, mezcla de varias hojas, lo que más re guste o lo que tengas en esta época del año.


Montamos la ensalada: en una bandeja colocamos la lechuga, los higos, el queso y el jamón. Ahora le añadimos los piñones junto con la vinagreta y lo repartimos por encima.
Le podemos dar un toquecito más de sal y pimienta por encima, aunque cuidado con el jamón que no sea muy salado y luego nos arrepintamos.


Y listo para comer! ¿Qué os parece? Los higos en todas sus formas son una delicia, para nosotros siempre están buenísimos, y ahora merece la pena aprovechar que están en su esplendor.

Feliz fin de semana y hasta la próxima!


Mermelada de pepino y limón con menta

22 agosto, 2015


Hola! Cómo va el verano? el tiempo pasa volando y una vez más hemos llegado a día 22. Compartimos receta para el Reto "Color y Sabor de Temporada" el reto mensual donde compartimos recetas con dos ingredientes, una fruta y una verdura.
La fruta escogida para agosto es "paraguaya" y la verdura "pepino". Este mes nos atrevemos con el pepino y con una receta dulce.
La inspiración y el consejo ha venido de la web: A tres quarts de quinze!  gràcies Oriol ;)

Mermelada de pepino y limón con menta


He necesitado:
500 grs de pepino pelado
300 grs de azúcar
1 limón
Menta fresca
5 grs pectina en polvo

Preparación:
Comenzamos por pelar y cortar el pepino en bastoncitos. Mezclar con el zumo del limón y la piel rallada del limón. Añadimos el azúcar y dejamos que macere unas 2-3 horas en la nevera, o bien lo dejamos por la noche hasta el día siguiente, tapado con papel film.

Cocer a fuego lento durante 10 minutos, mientras tanto mezclamos la pectina con un poco de azúcar que hemos reservado. Lo añadimos y dejamos cocer unos cinco minutos más.
Añadir la menta fresca troceada al final. Damos unas vueltas y esperamos a que se enfríe un poco antes de envasar en botes de cristal.
Los dejamos boca abajo hasta que se enfríen completamente y listos.


Ya veis que en poco tiempo está preparada.
Os gustará, encontrar los trocitos de pepino es refrescante y el cítrico con la menta le da el toque final resaltando su frescura.
Ha sido una buena combinación tanto para recetas dulces como para acompañamientos salados, si os animáis a hacerla estoy segura que no os va durar mucho tiempo en la nevera...

Hasta la próxima!

Mermelada de arándanos con té verde

06 agosto, 2015

Hola! ¿Cómo va el verano? Menudo calor nos está tocando pasar este año y qué pocas ganas de encender los fogones, casi casi lo que más apetece es meterse dentro de la nevera.
Hoy traigo una mermelada, perfecta para nuestros recetas dulces o saladas, o para un rico desayuno o merienda.

Mermelada de arándanos con té verde


He necesitado:
500 grs. de arándanos
400 grs. de azúcar
1/2 limón pequeño
1 vaso de agua
2 sobres de té verde

Preparación:
En primer lugar lavamos los arándanos. Preparamos un bol para colocarlos y cubrirlos con el azúcar y el zumo del medio limón. 
Lo dejamos reposar como mínimo media hora, yo lo suelo dejar un par de horas a temperatura ambiente, pero otra opción es dejarlo en la nevera hasta el día siguiente.

Antes de proceder a la cocción preparamos la infusión de té verde, con el vaso de agua. 
Si te apetece un sabor más intenso u otra variedad de té, seguro que le viene bien, hay tantas variedades y matices que tenemos para escoger. Como todo, es cuestión de probarlo y comprobar luego los resultados.


Estábamos un poco a la expectativa, a ver que pasaría con el té verde, que no le diera demasiado amargor al asunto. Pero hay que atreverse a probar, verdad? 

Añadimos la infusión de té y pasamos todo a un cazo. Lo ponemos a fuego lento durante unos 30 minutos aproximadamente y removiendo regularmente, hasta obtener la textura que nos gusta. Si lo prefieres puedes pasarlo por la trituradora para dejarlo más fino, o menos fino.
Cuando tengamos la consistencia que nos gusta, esperamos un poco a que se enfríe para proceder al envasado. 


Lo podemos hacer estilo "al baño María" o bien poniendo los botes boca abajo hasta que se enfríen, que es el método que utilizamos.

Generalmente las consumimos en poco tiempo y poniéndolos boca abajo es suficiente. 
El resultado ha sido muy bueno, nos encanta como ha quedado, si casi se come sola a cucharadas!


Yo me la voy a tomar acompañando un yogur natural
Os animo a que la preparéis porque seguro que os va a gustar mucho. 
Es perfecta para nuestras preparaciones de postres y para acompañar tanto recetas dulces como saladas. O simplemente con unas tostaditas, te apetece?

Hasta la próxima!