Lentejas "poti-poti"

29 agosto, 2014

Hola! ya estamos despidiendo las vacaciones y pensando en la re-entré... (al menos yo)
Con ello siempre aparecen las ensaladas de aprovechamiento en las que los ingredientes van por su cuenta. Depende de lo que queda por la nevera, un poco de aquí, un poco de allá, algo se inventa y siempre queda bien.
A mi me encantan este tipo de ensaladas que llevan de todo y además legumbres, con lo saludables que son. Las que más me gustan: las lentejas.

Como no se tira nada, sino todo lo contrario...  aquí va este plato fresquito y ligero, a la vez que muy vitamidado:

Lentejas "poti-poti".



He pillado por la nevera:
Lentejas cocidas, un tomate no muy maduro.
Zanahoria, pimiento verde, cebolla.
Aceitunas rellenas, una manzana.
Atún o bien jamón curado, un huevo duro.
Aceite de oliva, orégano, sal y pimienta.
Vinagre de manzana

Preparación:
Lavar bien las verduras y picarlas, cortar el tomate y escurrirlo bien, el que yo he usado soltaba bastante agua, así que junto con las lentejas que quede bien escurrido.
En un bol lo mezclaremos todo. Añadiremos el atún desmigándolo, o  bien el jamón cortado.

Troceamos la manzana, reservando una parte de piel, me gusta ver el colorcito rojo :)
A la manzana mejor añadirle unas gotas de limón o un poco de vinagre (no tenia limón ese día) para que no se oxide y quede feota de aspecto.
Y troceamos las aceitunas, también cortamos el huevo duro,  reservamos para el final.


Por otra parte preparamos el aliño con el aceite de oliva, orégano, sal y pimienta recién molida.
Añadimos 1/5 parte de vinagre de manzana y lo integramos todo.
Mezclamos todo junto con las verduras en el bol y ya podemos prepararlo en una bandeja, me gusta la manzana en bastoncitos por encima.
Espolvoremos con un poco más de orégano y a la nevera un buen rato.


Como veis, hay gustos para todos, la mitad de la ensalada lleva la manzana y la otra mitad llevas las aceitunas, asi todo contentos y felices.
Bien fresquito, aprovechando lo que hay por la nevera y cargadito de vitaminas y energía. 
Mientras tanto a dar un paseo y a la vuelta ya lo tenemos a punto :)

Hasta la próxima y feliz fin de semana!
Buena re-entreé :)

Image and video hosting by TinyPic

Bollitos de remolacha con semillas de amapola

22 agosto, 2014

Hola! ¿Cómo va el veranito? Parece que los días pasan rápido y ya estamos otra vez a día 22.
Después de unos días de descanso blogueril, hoy reanudo con la receta para el Reto "Color y Sabor de Temporada" el reto que Pilar, de Postres Originales nos propone cada mes, y podemos escoger entre fruta y verdura, o ambas.
Este mes los ingredientes son:  remolacha o higos.

He escogido la remolacha, para preparar estos bollitos, que llevan un toque de pimienta y semillas de amapola.


He necesitado:
125 harina integral y 125 harina de fuerza
100 grs de remolacha triturada
70 ml de agua mineral, 60 ml leche desnatada
10 grs aceite de oliva o mantequilla
5 grs de sal
10 grs levadura fresca o 3,5 grs, de levadura seca
Pimienta negra molida y semillas de amapola

Preparación:
En un bol mezclamos el agua templada con la levadura y la diluimos, añadimos el aceite de oliva, la leche desnatada  y la remolacha triturada, que previamente hemos cocido.
A continuación agregamos las harinas tamizadas y lo mezclamos bien.
Se va a formar una pegajosa con un color precioso, amasamos un poco e incorporamos la sal y la pimienta recién molida, lo dejamos reposar unos minutos.
Repetimos la operación hasta que consigamos una masa fina. 
Engrasamos un bol con aceite de oliva, introducimos la masa, la tapamos con un paño húmedo o papel film engrasado y la dejamos reposar durante hora y media más o menos.

A continuación dividiremos la masa en 12 porciones, o más dependiendo del tamaño que quieras conseguir.
Formamos cada trozo y los preparamos para reposar por segunda vez, una hora, doblarán el volumen.
Los pintamos con un pelin de agua por encima para que se adhieran las semillas de amapola.

El horno lo precalentamos a 225º y ponemos una bandeja con agua para mantener humedad. Bajaremos a 200º y horneamos unos 15 minutos, siempre dependiendo del horno y del tamaño de los bollitos, vamos mirando.
Los dejaremos enfriar  en una rejilla y ya estarán listos para probar.



Los hemos probado acompañados de queso de cabra, y con ese puntito de pimienta le ha dado un toque muy especial y que color... con un tono muy bonito y vistoso.
Pero me ha quedado una duda, no se por qué el color rosado del interior se ha diluido...

Espero que os haya gustado y que los probéis, seguro que os gustan :)

Ahh, y si queréis ver las publicaciones correspondientes a meses anteriores del reto #ColorYSabor
las tenéis aquí, recopiladas por meses:
Revista recetas Mayo  (espárragos, plátanos
Revista recetas Junio   (calabacines, cerezas)
Revista recetas Julio  (zanahorias, albaricoques)

Feliz fin de semana y hasta la próxima!

Image and video hosting by TinyPic

Terrina de salmón ahumado con queso y pepino (by mamá-chupchup)

13 agosto, 2014

Hola, qué tal va el verano? pues yo estoy un poco desconectada bloguerilmente hablando...
Hoy la receta la trae mi madre, que gustazo ir a ver a la familia y encontrarnos esta delicia en el plato.
Nos preparó esta rica terrina de salmón ahumado, con un relleno sorpresa y muy refrescante.
Además de buenísima y sencilla, se prepara con antelación.

Terrina de salmón ahumado con queso y pepino.


Ingredientes:
500g de salmón ahumado
200 de queso fresco para untar, (si quieres light)
2 pepinos
Eneldo fresco
1 limón y pimienta negra molida

Modo de hacerlo:
Lo primero que se te tiene que preparar es el molde, engrasándolo ligeramente con mantequilla fundida, puede ser un molde rectangular o cuadrado. Forramos el interior con film de cocina.
Picar dos lonchas de salmón y mezclarlo con el queso fresco, el zumo de medio limón exprimido, eneldo picado y pimienta negra. Colocar la mitad de la preparación dentro del molde.
Lavar los pepinos y cortarlos en rodajas muy finas, colocar las rodajas sobre la preparación anterior formando una capa, terminar de repartir el resto de la mezcla por encima y cubrir con el salmón restante cerrándolo bien.
Tapar con el papel film, que sobresalga por los lados, presionando ligeramente y dejarlo reposar en la nevera durante 2 horas como mínimo.
Una vez pasado el tiempo de reposo en el frigorífico, lo desmoldamos y decoramos con unas rodajas de limón y unas ramitas de eneldo fresco.
También puedes decorarlo con unas rodajas de huevo duro o unas aceitunas negras.


Listo para comer! me gustaría haber añadido una imagen con el corte, pero no ha sido posible, bueno os lo imagináis, verdad?
Espero que os haya gustado, nosotros hemos disfrutado comiendo y no hemos dejado ni rastro, hace mucho tiempo que lo había preparado un día para probarlo y es de aquellas recetas que ya quedan para repetir cada temporada.
Un plato delicioso y muy refrescante.

Felices días de descanso!